Una situación que nos dejó la pandemia, fue la virtualidad, la cual ha sido maravillosa porque nos ha permitido continuar sin poner pausa a muchas cosas en nuestra vida como el trabajo, las compras, el pago de facturas, citas médicas y así mismo el estudio. ¿Cómo te ha ido con las clases de 7:00 a.m en la universidad o en tu colegio?…Ya sé, no es fácil, antes de que llegara el covid-19 existían algunas materias que solo se podían desarrollar de manera virtual, pero tú podías elegir, ya que por lo general eran electivas, asignaturas complementarias a tu carrera.

Ahora bien, con la situación sanitaria actual, la única manera de no parar el ritmo académico y seguir avanzando, es por medio de clases online. Hoy te queremos dar unos tips para que tu aprendizaje sea un poco más ameno, asegures que estás aprendiendo lo necesario y rendir de la mejor manera, con toda la carga académica traducida en trabajos, lecturas y tareas.

1. Organiza tu tiempo

Así como antes de la pandemia existían los horarios, que era la guía que tenías para saber cuáles eran las asignaturas que verías en la semana con sus respectivas horas. Ahora con la virtualidad debes incluir más cosas, es decir puedes hacer un cronograma diario, así puedes empezar, en el que incluyas las demás actividades que debes hacer con tiempos determinados para saber cuánto tiempo vas a disponer a tus clases, a tus tareas y a tus hobbies. De esta manera empezarás a tener un control de tu tiempo disponible y de tu tiempo ocupado, empiezas a dedicarle tiempo incluso, al desayuno, al paseo de tu mascota y a la actividad física, todo si sabes distribuir el tiempo y ser muy juicioso con lo que te plantees en tu cronograma.

2. Participa y no te quedes con inquietudes, después será más difícil resolverlas solo

Sabemos que muchos de los formatos de clases virtuales es que el profesor enciende su micrófono mientras silencia el de los estudiantes para dar una explicación, sin embargo para que estés más conectado con la clase y no te de mucho sueño, sabemos que eso pasa, puedes hacerle preguntas a tu profesor referente al tema que está explicando o dar un aporte, te aseguro que esto hará que estés más dispuesto a prestar atención, tu profesor se sentirá escuchado y hasta tus compañeros estarán más atentos ya que alguien empezó a romper la rutina.

Recuerda siempre resolver tus dudas con tu profesor en el espacio del aula virtual ya que si la dejas pasar, en el momento de un examen o de hacer un trabajo, puedes tener barreras lo que hará que no optimices tu tiempo ya que tienes que buscar información adicional y el tiempo invertido en la clase virtual prácticamente se habrá perdido.

3. Organiza un sitio que solo utilices para estudiar

Es importante que dispongas de un espacio que solo utilices para estudiar, así tu cerebro entenderá que cuando estés en dicho lugar debe tener la disposición de escuchar y retener información; recuerda que si estudias en tu casa o en un sofá, donde normalmente lo que haces es acostarte, descansar o dormir, tu cerebro entenderá que estás dispuesto para dichas actividades y será muy difícil concentrarte.

Es importante también que tu postura corporal sea la mejor, ya que si estudias en una cama por ejemplo, puedes tener algunos dolores en espalda y cuello, por no tener una postura adecuada para estar en frente a un computador recibiendo una clase.

4. Haz una lista de prioridades

Es importante que identifiques qué tareas o compromisos académicos tienes y desarrollar un plan para culminarlos a tiempo. Puedes hacer una lista poniendo de primero el trabajo que sea más extenso o el que tenga una fecha de entrega pronto, recuerda que debes dedicarle cierto tiempo para que poco a poco salgas de cada pendiente y no te satures de información.

5. Prémiate por cada objetivo logrado

Puedes empezar a darte ciertos premios cada que culmines una tarea, cuando te hayas preparado para un examen o cuando hayas hecho tu cronograma al pie de la letra y hayas cumplido con tus deberes en un día, esto te motivará a seguir haciendo las cosas bien y cada día mejorarás más y más.

Finalmente, recuerda que la virtualidad nos ha permitido seguir y que nada debe detenernos a cumplir nuestros sueños, es cuestión de adaptarnos al cambio y solo así entenderemos lo valioso que es. En iTEP también evolucionamos, por tu salud y seguridad ahora nuestro examen se puede presentar desde la comodidad de tu casa o cualquier lugar en el que estés, solo necesitas un computador y conexión a internet. Nos adaptamos al cambio y nos alegra que por medio de la virtualidad no te veas obligado a pausar los planes que ya tenías previstos, en iTEP estamos contigo Ready When You Are.